Aguas del río Cauca se tragaron $22 mil millones

Cada que llueve en la región Andina reaparece el temor entre los habitantes de Nechí y de La Mojana por los estragos que les causan las crecientes del río Cauca.

Hace 23 meses, el río corre loco a través de tres bocas que se han tragado más de 22 mil millones de pesos, 120 mil hectáreas de cultivos de arroz, zonas ganaderas y selva tropical.

El alcalde de Nechí, Eduardo Cabrera Urbiña , indicó que, a pesar, de las cuantiosas inversiones del Gobierno para tapar las bocas Santa Anita, Nuevo Mundo y Pedro Ignacio, que formó el Cauca, todo está igual.

Nechí está convertido en una isla y el afluente amenaza con borrarlo del mapa, junto con el resto de La Mojana y Bajo San Jorge, en Antioquia, Sucre, Córdoba y Bolívar, dijo Cabrera.

El mandatario se lamentó de que no se aproveche este momento en que el río tiene un bajo nivel para hacer las obras de reparación de los diques.

Además, criticó que Invías, a través de un amparo de urgencia manifiesta para evitar la licitación y con el fin de no atrasar las obras, le hubiera cancelado a Rashingeniería S.A., un total de 14.994 millones 271 mil 288 pesos y 399 millones 999 mil pesos a la interventora Ecovías S.A.S. para el cierre del chorro Santa Anita y este siga abierto.

Esta boca, continuó el Alcalde, se tragó, con las adiciones, 22 mil millones de pesos del presupuesto Nacional y no fue cerrada y por allí el Cauca sigue invadiendo Nechí, San Jacinto del Cauca, Achí, Guaranda, Majagual, Magangué, San Marcos, Caimito, San Benito Abad, Ayapel y Sucre. Una población cercana a los 340 mil habitantes.

Agregó que se le hizo extraño que en una de las reuniones convocadas por la Presidencia de la República, Invías anunciara que esta obra va en un 95%.

Advirtió el alcalde de Nechí que si no se tapa esta boca, se perderá el trabajo de Colombia Humanitaria en otros chorros.

Cabrera también denunció que "estimaron que el cierre de la boca Pedro Ignacio, también en Nechí, pasará de un costo de 1.515 millones de pesos a 10.850 millones y este fue contratado desde hace dos meses con la firma Viña Russi, la cual no ha iniciado los trabajos".

El alcalde cuestionó que Invías no invitara, para un caso de atención inmediata, a empresas con músculo financiero.

Otras voces
Jaime Camacho , presidente del comité de Arroceros del Bajo Cauca y Alto San Jorge, se quejó porque los productores han perdido durante los dos años de inundación 32 mil millones de pesos, mientras que los de toda la región de La Mojana que suman 25 mil hectáreas de cultivos del cereal, tienen pérdidas de 80 mil millones.

"Estamos en la ruina y del Estado sólo hemos recibido mercados. Los bancos nos están embargando", se lamentó.

Esta situación obligó a muchos de los productores a arrendar tierras en otros lugares o a trabajar como chaluperos, mineros o mototaxistas.

Recordó que el 18 de julio se cumplen dos años de estar incomunicados por carretera por el boquete que abrió el Cauca.

En cuanto a una denuncia hecha por el Gobierno sobre el chorro Santa Anita, que se formó en la finca del mismo nombre por el colapso de una alcantarilla imprudentemente autorizada y por canaletas hechas por los arroceros, enfatizó que se trata de un invento: "El río rompió los diques artesanales".

Por su parte el ganadero Álvaro Yepes añadió que "las pérdidas del gremio no las calcula nadie. En Nechí se ahogaron más de 1.500 reses".

Hace 15 días, recordó, los visitó la embajadora de Holanda. "Anunció que nos ayudaría, pero los trabajos son a largo plazo; no aguantamos más".

Eso sin contar con el daño ecológico porque, cuentan los pobladores, han hallado restos de tigrillos, osos perezosos, venados y micos. Los chigüiros por ser buenos nadadores, fueron los únicos que se salvaron.

Arnulfo Ortega , alcalde de San Marcos, Sucre, se unió a estas denuncias y dijo que "muy a pesar de que el invierno de 2010 fue muy fuerte, la situación que padecen La Mojana y del Bajo San Jorge es difícil, porque algunas obras no aguantaron la arremetida del río".

Anotó que en San Marcos las tierras dedicadas a la ganadería y a la agricultura, unas 25 mil hectáreas, siguen debajo del agua, aunque las lluvias se han disminuido, pero los rompederos continúan abiertos.

Antonio Romero , presidente del Comité de Ganaderos del San Jorge y La Mojana reveló que en Ayapel, San Marcos, Caimito y San Benito Abad han perdido más de 15 mil semovientes.

Sí cerraron la boca
Mauricio Charry , coordinador de obra de la empresa Rashingeniería, aseguró que entregaron la obra de cierre de la boca Santa Anita, en Nechí, en su totalidad y a satisfacción y lo que ocurrió fue que el 12 de abril pasado por una creciente del Cauca la obra colapsó por una fuerte socavación, la cual no fue tenida en cuenta en los diseños.

Dijo, además, que su firma también realizó los trabajos de una contención de más de 200 metros en el frente de José Bravo, en Achí, sur de Bolívar, el cual entregaron a satisfacción antes de Santa Anita y en la actualidad trabajan dentro de los plazos estipulados en la construcción de un muro de contención en Cara de Gato.

Jorge Morris , uno de los representantes de la empresa interventora Ecovías, dijo que el pronunciamiento en torno a estos trabajos acordaron que solo lo hará Invías.

De otra parte, funcionarios de Invías consultados a través de un cuestionario, indicaron que los diseños para tapar el chorro Santa Anita los realizó la misma firma contratista y será esta la que deberá responder por los daños mediante la llamada póliza de estabilidad.

Sobre las críticas del alcalde de Nechí en torno a la firma contratista Viñas Russi, bajo la supervisión de la interventora Erjar y Cia S.A., a la que le asignaron los trabajos de reparación de la boca llamada Pedro Ignacio, Invías respondió que sí está en la zona y cuenta con la maquinaria necesaria para efectuar las obras programadas.

"A la fecha en este lugar no está ingresando agua, gracias a los trabajos previos que ha efectuado la firma", sostuvo.

Finalmente destacó que, teniendo en cuenta que son obras hidráulicas especializadas, pocos son los contratistas que cumplen con la experiencia específica que Invías exige.

Fuente: http://bit.ly/MlCCa9

Gravatar

Caen cuatro integrantes de las bacrim en Caucasia

En operaciones de Policía y tropas de la Brigada XI del Ejército fueron capturados dos integrantes de la banda criminal Los Urabeños en la zona conocida como La Quebrada Cuturu en Caucasia, en los límites de Córdoba y Antioquia.

Los capturados fueron identificados como Manuel Alfonso Usuna Meneses, alias El Muñe y José Luis Solano Martínez, alias Peligro. Este último era el segundo cabecilla en la estructura compuesta por cerca de 20 hombres, a cargo de alias Anaconda, que delinquen en el Bajo Cauca y el San Jorge.

El grupo se encarga de comercializar la pasta base de coca, exigen pago de vacunas a los comerciantes y ganaderos, también son sindicados de cometer asesinatos selectivos y controlar la movilidad del sector de Puerto Triana y Quebrada Cuturu en Caucasia.

A los sujetos se les incautó un fusil Ak 47, municiones, proveedores para fusil, camuflados y radios de comunicación. Los capturados quedaron a disposición de la Fiscalía por el delito de fabricación, tráfico y porte ilegal de armas.

De igual forma tropas del Batallón Junín capturaron a dos sujetos en la vereda Mata de Maíz, de Valencia, quienes transportaban una bolsa negra la cual contenía dos paquetes negros envueltos en cinta y tenían pasta base de coca con un peso de 200 gramos.

Fueron identificados como Jaison Manuel González Soto y Jheyson Julio López, quienes se transportaban en dos motocicletas. Harían parte de la banda Los Urabeños.
Los presuntos delincuentes quedaron a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Montería Córdoba, por los delitos de tráfico fabricación o porte de estupefacientes.

Tropas de la Brigada XI, también en el desarrollo de la Operación Troya, detuvieron a Gustavo Sánchez Barrios alias Chiquito, quien tenía orden de captura por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado, el sindicado fue detenido en su residencia en la vereda Zapata jurisdicción del Municipio de San Juan de Urabá, Antioquia.

La operación Troya de las Fuerzas Militares de Colombia sigue arrojando los resultados para acabar por completo con las bandas criminales al servicio del narcotráfico, que generan violencia e inseguridad en esta zona del país.

Fuente: http://bit.ly/MjMigR

Gravatar

Seis intoxicados por inhalación de agroquímico en vereda de Nechí

Seis campesinos resultaron intoxicados de extrema gravedad por la inhalación del agroquímico Paracután, en la vereda Colorado del municipio de Nechí, zona del Bajo Cauca.

Los labriegos preparaban el componente químico para sus actividades agrícolas rutinarias y durante la manipulación, sufrieron la intoxicación, informó el director del Dapard, César Hernández.

Uno de los campesinos afectado en menor grado fue atendido en el centro médico de Nechí y los cinco restantes fueron remitidos de urgencia al hospital de Caucasia.

Debido a las graves complicaciones en su salud, estas cinco personas fueron enviadas más tarde a Medellín en un helicóptero de la Fuerza Aérea, y son atendidas en la IPS Universitaria, donde permanecen en condiciones críticas, agregó el director del Dapard. César Hernández.

Fuente: http://bit.ly/MjM21k

Gravatar

Mercado Campesino en El Bagre

Tal como lo afirmó Bernando Hoyos organizador del Mercado Campesino en el municipio, esta actividad tuvo como propósito darle un respaldo a los agricultores rurales en sus actividades y la facilidad de vender sus productos, abasteciendo al pueblo y tratar de sacar al mercado de poblaciones cercanas lo producido en tierra bagreña.

Con la venta de plátano, yuca, ñame, coco, naranja, mandarina, limón, comidas, gallinas y todo lo que pueda producir el campo, estos vendedores apoyados por la Alcaldía Municipal de El Bagre, la Casa de la Cultura Celia Maduro, la Fuerza Civil, la Casa de la Justicia, Mineros S.A., Asobosques, Fibrate, las Familias Guardabosques y las asociaciones de mineros de El Bagre; tuvieron la oportunidad de generar un venta directa y así obtener el porcentaje total de las ganancias.

Por otro lado, inicialmente el lugar para esta actividad era la calle de la Casa de la Cultura Celia Maduro, pero la gran cantidad de personas que asistieron del campo obligó a que finalmente el Mercado Campesino, se realizará alrededor del coliseo cerrado William Knight.


 

Gravatar

Luna, con luz propia

Caucasia es centro multicultural de Antioquia, recibe gente de todas las regiones del país. Es por eso que hay una colonia de Sahagún (Córdoba), que han encontrado en esta ciudad su fuente de empleo y supervivencia.

De ahí proviene José David Palacio Hernández, que desde sus 10 años de edad vive en el barrio La Esperanza en Caucasia. A él no lo conoce nadie por ese nombre. Pero a ella sí por el suyo: “Luna”, es homosexual. A su corta edad se ha ganado el reconocimiento por su capacidad e inteligencia con las que ha tenido grandes logros.

A sus 15 años participó en el reinado de Tarazá (2008), donde se coronó como reina. Su mamá   nunca le ha recriminado su inclinación sexual. “El día que gané el reinado sentí gran emoción cuando mi madre saltó desde el público hacia la pasarela y gritaba de dicha por mi triunfo", dice ella.

A los 17 se hizo una cirugía en la cola que dio la voluptuosidad que tiene. Se pone ropa femenina, como dice ella misma: “Para ser competente y llegarle a los hombres, hay que vestirse de mujer”.

Ante sus amigas presumió lo que jamás se puso: unas nalgas del mejor sitio de Medellìn. Averiguó los costos, la dirección y el cirujano de donde probablemente hubiese deseado ponérselas realmente. Aún así, su cola es lo que ella quiere.

A pesar de todo, su vida no es fácil. Todavía tiene que luchar contra la discriminación a la que están sometidos los de su condición sexual. Los “moralistas”, la iglesia y los otros “machos” que todavía no aceptan la diversidad sexual. No han entendido el estado social de derecho que tienen las personas.

Trabaja como instructor de baile particular y otras veces da clases en la Casa de la Cultura de Caucasia. Oficio que le abrió las puertas como preparador de reinas, sin tener ese título. Preparó a una niña de 12 años para representar al Bajo Cauca en el concurso Niña Antioquia, eso lo catapultó, porque su alumna ganó el reinado.

Con esa misma niña representó Antioquia, presentándose al concurso Niña Colombia en Bogotá, donde también siguió su racha ganadora; ahí conoció a Yamid Martínez un jurado del evento, pero que al principio no sabía que lo era. También a Melquisedec, preparador internacional de reinas. Yamid fue el que preparó a la reina ganadora en el reinado de Cartagena 2010-2011, María Catalina Robayo.

Estos logros lo llevaron a ser llamado por su nuevo amigo Yamid, para colaborarle con la preparación de la reina que representaría a Cundinamarca, Thael Osorio Redondo. “Para mí es un triunfo haberla metido en el Top cinco”, dice Luna. Fue la tercera princesa del Reinado Nacional de la Belleza, Cartagena 2011-2012. Un nuevo honor para su aludido nombre.

A ese evento (Reinado de la Belleza) al que sin dinero, elegancia ni liquidez no podía ir; fue con la afortunada ayuda económica de su novio, un minero que el día menos esperado lo llamó y le regaló fácilmente sus dos millones de pesos. Entonces, lista para vestir a la altura y ser digno de la compañia de Yamid, Thael y Melquisedec, afirma Luna con mucha parafernalia.

"La verdad es que miento si digo que estuve donde estaba el público sentado, observé los mejores momentos de la noche de coronación por una rendija apenas observable”. En todo momento estaba pendiente de su alumna.

Con mucha seguridad en sus palabras y tenacidad en su mirada ella o José David se define “Como alguien echada pa’ delante".

En estos momentos él, o usualmente ella, estudia Diseño de Modas con énfasis en Relaciones Públicas en Montería. Está en cuarto semestre y obtiene las mejores calificaciones -que no bajan de 4.5- con la esperanza de presentar una línea de ropa al lado de su admirada Silvia Tcherassi. "Yo deseo convertirme en una diseñadora de talla internacional, ese es mi gran deseo", expresó.

José David Palacio, espera ser llamado para este año en la preparación de la Señorita Chocó, sobrepasar ese nuevo reto y traerse, como lo ha logrado ya varias veces, la corona.

                                           

Susana Márquez Bracamonte (Edición de video)

Rodrigo Pineda (Redacción)

La gente de Caucasia y su lucha contra el invierno

Puede que el río Cauca haya arrasado con las paredes, el techo, la puerta y las ventanas, pero a la peluquería "La bendición de Dios" no se la lleva ni el diablo.

En el deteriorado parque de La Madre, en el centro del municipio de Caucasia, sobrevive este negocio por la voluntad de su dueño, una clientela fiel y un milagroso árbol de higo.

"Ese palo lo sembré yo el 5 de febrero de 2009, ¿quién iba a pensá que se iba a convertí después en el techo de la peluquería?", dice el veterano Pablo Emiro Díaz Villegas , mientras desliza la máquina de motilar por la cabeza del cliente.

Para certificar su afirmación, señala con la peinilla negra la raíz de la planta, ensartada en el asfalto fragmentado, donde marcó esa fecha antes de que el cemento se endureciera.

El pasado diciembre, en medio de una temporada invernal que azotó a todo el país, el Cauca embravecido se salió de madre y devoró el mirador del malecón de este parque, llevándose al fondo los cimientos del kiosko "El Machete" y el local de Pablo Emiro.

El higo se aferró a un poste de energía, "o el poste se agarró del tronco, ¡vaya uno a sabé!", lo cierto es que hoy su follaje brinda una sombra donde la gente se refugia del agobiante sol del Bajo Cauca, al son de los vallenatos que salen del caspete vecino, en el cual se reubicó el kiosko naufragado.

El estilista, quien ha invertido 45 de sus 67 años de vida en el arte de podar cabezas, instaló bajo las ramas el sillón que alcanzó a rescatar, y contra la pared de un banco abandonado apostó la estantería de madera para los elementos de trabajo.

Pese a que el caudal amenaza con regresar por lo que resta del malecón, Pablo Emiro se aferra tanto a su empleo como ese árbol al poste moribundo.

Alarmados
Caucasia es uno de los 15 municipios de la cuenca del río Cauca que están en alerta roja desde hace más de un mes, según el Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard). La alarma se debe a la alta probabilidad de nuevas inundaciones, que por lo general afectan a los barrios del sur en el casco urbano.

Algunos de esos vecindarios son La Playa, Divino Niño, La Esperanza, Las Vegas y Primero de Mayo. A muchas casas, de estratos uno y dos, les elevaron el suelo a un metro de altura para que las aguas desbordadas no hagan estragos.

Para los pobladores, el río es bendición y maldición al mismo tiempo, porque de él extraen el sustento (pesca y arena para construcción) y por él son damnificados cada seis meses.

Matando el rato a la orilla del cauce, el pescador Deiner Pineda , de 18 años, profetiza que "en junio va a vení una inundación más grande que la del año pasado", y sus colegas del barrio Divino Niño asienten de inmediato.

La vecina Mariluz Cano Mejía cuenta que en Navidad estuvo encerrada tres días en el rancho, con el agua al pecho. "Solo salí una vez a mercar, en canoa", recuerda enjuagando unos trastes.

Doña Nury Salgado , de La Esperanza, narra que la visita de la marea obligó a su familia a improvisar tambos en la sala de la vivienda, hechos con tablas y guaduas, encima de los cuales soportaron las amargas noches.

La gente enfermó, como el flaco Edwin Sampayo , que sufrió paludismo "y las pastillas eran tan fuertes que también me dio gastritis". A sus 13 años de vida asegura haber capoteado más de 10 inundaciones.

Desde la playa de La Esperanza se ve el malecón del parque de La Madre, donde, bajo la refrescante protección del higo, Pablo Emiro termina un motilado estilo militar y cobra los 4.000 pesos.

"En aquella inundación, el local en el que estuve once años se fue cayendo lentamente, saqué mis cosas y a los tres días se partió y se cayó", explica mientras sacude la capa azul con los pelos del último usuario.

A su lado, sentado en una corroída silla de plástico, Santiago Julio Cassiani comenta que pese a la tragedia sigue frecuentando el sitio por amistad con el propietario y porque "uno aquí se distrae, como el calor es tan fuerte, el árbol siempre refresca".

El jarillón prometido
En el Divino Niño, el líder comunitario Virgilio José Montalvo se queja porque después del diluvio decembrino no se han hecho obras para mitigar un próximo desastre: "Hace 12 años estamos esperando un jarillón y no ha habido ná".

Sobre el tema, el alcalde José Nadin Arabia Abisaad declara que a finales de 2011 la Asamblea Departamental aprobó un presupuesto de 5.000 millones de pesos para la construcción de una barrera que contrarreste la fuerza de las aguas en las orillas del Divino Niño, Primero de Mayo, La Esperanza, El Castillo y El Castillito.

"Pero el Gobierno Departamental retiró esa plata del presupuesto, diciendo que sería reasignada", se lamenta el burgomaestre, y declara: "Esa ilusión que tenía la gente de Caucasia se ve frustrada".

El 9 de marzo de 2012, mediante el Decreto 0720, la Gobernación de Antioquia contraacreditó los recursos para 22 proyectos por un valor total de 22.737 millones 130.564 pesos; entre esos estaba el jarillón.

La razón fue una solicitud de la Secretaría de Infraestructura Física (oficio 201200011751 del 28 de febrero anterior), para "efectuar los traslados presupuestales para cubrir el déficit de las cuentas por pagar y las reservas que no fueron financiadas, las cuales no contaron con presupuesto en la presente vigencia (año 2012)".

El director del Dapard, César Augusto Hernández C. , agrega que dicha Secretaría tenía deudas heredadas por 16 mil millones de pesos, por lo cual se le dio prioridad a los proyectos más viables, "y el jarillón no tenía ni los diseños listos".

Sin embargo, reconoce que la obra es necesaria, por lo cual se están actualizando unos diseños de hace 10 años.

En el centro del parque de La Madre hay una estatua blanca, con la imagen de una progenitora en actitud amorosa hacia dos infantes. Le da la espalda a la losa despedazada y encallada en el río. Los dineros tampoco han servido para reconstruir lo perdido aquí. "Quedé damnificao y no he recibió ni un peso", exclama el peluquero, secando el sudor de su frente.

"¡No me voy!"
El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) pronosticó el 7 de mayo que, tras disiparse el fenómeno de "La Niña 2011-2012", en junio "continuarán las lluvias normales de esta temporada y típicas en todo el territorio nacional. Para la región Andina (donde está Antioquia) las lluvias se extenderán hasta mediados de junio".

Ante los temores de los caucasianos, incluyendo al pescador Pineda, el director del Dapard reitera que una inundación más brava que la de diciembre "está descartada, podría pasar, pero los niveles del río están por debajo de los del año pasado".

El personero de Caucasia, Orlando de Jesús Ávila Villegas , dice que según los censos, de la última anegación quedaron 4.500 familias damnificadas, es decir, cerca de 20.000 personas en la cabecera municipal, sin contar las veredas.

Señala que la Alcaldía gestiona terrenos de la finca El Triángulo, en el barrio Asovivienda, con la idea de reubicar a las familias asentadas a menos de 15 metros del río y los caños. "Pero muchas de esas personas no quieren irse de ahí, por lo comercial de la zona".

Uno de esos que no se va por nada del mundo es Pablo Emiro. Contemplando el lecho tranquilo del Cauca, donde sobresale el tejar sumergido de "El Machete", empuña las tijeras y sentencia: "Yo sigo aquí, porque en el parque hay tres cosas tradicionales: la imagen de la madre, el kiosko y la peluquería 'La bendición de Dios'".

Fuente: http://bit.ly/MbElht

Gravatar

Condenan a dos policías por nexos con ‘Los Rastrojos’ en Zaragoza, Antioquia

Por solicitud de la Fiscalía, el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia, con funciones de conocimiento, condenó a 8 años y 4 meses de prisión al subintendente de la Policía Nacional, Duván Arley Cano Gaviria y al patrullero Edwar Alberto Garcia Padilla, por nexos con la banda criminal ‘Los Rastrojos’.

Los uniformados fueron capturados por la Dijín de la Policía, el 28 de febrero, en el municipio antioqueño de Zaragoza y se allanaron a los cargos que les formuló la Fiscalía 22 de la Unidad Nacional contra Bandas Criminales, por el delito de concierto para delinquir agravado.

De acuerdo con la investigación, el suboficial recibía dos millones de pesos mensuales de la organización criminal, mientras el patrullero, un millón de pesos a cambio de suministrar información sobre operativos de la Fuerza Pública en la zona.

Por los mismos hechos fue acusado el también patrullero Jesús Antonio Estacio Santacruz.

Fuente: http://bit.ly/Nmbnev

Gravatar

Avanza proyecto de la Biblioteca en El Bagre

Con la visita, el próximo jueves 31 de mayo, de funcionarios del Ministerio de Cultura a través del Grupo de Infraestructura Cultural, avanza con buena dinámica el proyecto de la construcción de la Biblioteca Pública Municipal de El Bagre, cuyos terrenos fueron medidos esta mañana por funcionarios de la Secretaría de Planeación y de Mineros s.a., empresa que cedió un área de 1,5 hectáreas, de los cuales serán utilizados 600 metros cuadrados para atender la petición técnica de manera que se pueda dar vía libre a esta importante obra, aseguró el titular de esa dependencia Luis Gabriel Montero Rodríguez.

“Este es un hecho de mucha significación para El Bagre y estamos agradecidos con la respuesta de la empresa Mineros s.a., que de forma ágil entregó los terrenos, sitio en el cual recibiremos a los funcionarios, en cabeza de la Arquitecta Paola Barragán Zamora” declaró por su parte el alcalde Harold Echeverri Avendaño, en tanto que de manera paralela avanzan las diligencias para los demás documentos y obras exigidas en procura de que puedan comenzar los trabajos sin ningún contratiempo, precisó el burgomaestre.

El Secretario de Planeación recordó que el Grupo de Infraestructura necesita tener en el menor tiempo la expedición de la licencia de construcción y la contratación de los estudios técnicos que se requieren, tales como la topografía, el estudio de suelos, ajuste a los diseños estructurales, hidrosanitarios y eléctricos, además de incorporar en el presupuesto del municipio, la construcción del cerramiento perimetral y la conexión a las redes de los servicios de agua, alcantarillado, energía e internet, a fin de garantizar su adecuado funcionamiento.


 

Gravatar

Muertes violentas bajaron un 43% en Caucasia

Las autoridades del Bajo Cauca realizaron un balance sobre la situación de seguridad en la subregión. En lo corrido del año las muertes violentas han disminuido en un 43%. Sin embargo reconocieron que la minería ilegal y las extorsiones siguen siendo dolores de cabeza en esta zona.
 
En promedio cada municipio del Bajo Cauca aumentó para este año el pie de fuerza en un 33%. Las autoridades aseguran que esa razón hace que la comunidad vaya recuperando la confianza en la fuerza pública.
Gravatar

Gobernación se compromete a terminar el hospital de Caucasia

"El hospital se va a construir, vamos a responder a las necesidades de la zona. Muy rápidamente comenzaremos la segunda etapa de la obra".

De esta forma, la secretaria de Salud de Antioquia, Luz María Agudelo, les quiere pone fin a la especulación y la preocupación de habitantes y dirigentes de Caucasia que, cinco meses después de que finalizó la primera etapa del que se planteó como el hospital más moderno del Bajo Cauca, no ven avances y temen que se convierta en elefante blanco.

A cinco minutos de Caucasia, desde la troncal que comunica a Medellín con la Costa Atlántica, se ve el "coco" de la edificación, que tuvo un presupuesto inicial de 35.000 millones de pesos y beneficiaría a 450.000 personas de esta subregión y de municipios de Córdoba y el sur de Bolívar.

David Sierra, mototaxista, afirma que, en su tierra, la atención hospitalaria es precaria. Y no es que el César Uribe Piedrahíta sea malo, sino que se queda corto para recibir los pacientes de los seis municipios del Bajo Cauca.

De ahí la esperanza que lo embargó en 2008 cuando oyó de la construcción de un hospital. En enero de 2011 arrancó la obra en un lote vecino al aeropuerto William White. Y comenzaron los problemas.

Cambios de la Aerocivil
El 29 de noviembre de 2010, Luis Fernando Zuluaga, director de Desarrollo Aeroportuario de la Aeronáutica Civil, le expresó al gobernador de la época, Luis Alfredo Ramos, que el proyecto no era viable por su proximidad al aeropuerto.

El 30 de mayo de 2011, tras constatar que se estaba construyendo el hospital, el mismo funcionario le pidió al gobernador "la suspensión inmediata" de la obra.

La Gobernación adelantó estudios técnicos y le solicitó a la Aerocivil reconsiderar el concepto de viabilidad ambiental. Y el 13 de diciembre de 2011, Zuluaga le respondió a María Cristina Mesa , secretaria de Infraestructura, que el concepto sería favorable, si se implementaban medidas de mitigación de ruido para el bienestar de los pacientes.

El diputado Jorge Gómez , del Polo Democrático, cuestiona que la construcción empezó, a pesar del concepto negativo de la Aerocivil.

Carlos Mario Rivera, secretario de Salud en la administración de Ramos, responde que en el Plan de Ordenamiento Territorial de Caucasia, este terreno está previsto para desarrollos urbanísticos.

Además, dice, la Secretaría de Planeación de este municipio dio licencia para construir la edificación "y la Aeronáutica no podía desconocer la aprobación que otorgó el Ministerio de Protección Social". Adicional a esto, "el aeropuerto es para aviones monomotor y la pista no tiene hacia dónde crecer".

¿Sobrevaloración?
La otra denuncia del diputado Gómez, quien ha estudiado el caso en detalle, es que el lote costó "toda la plata del mundo".

Según el corporado, el propietario dividió un predio de 138 hectáreas en dos, uno de 136 y otro de dos. Este, en el que se levanta el hospital, se lo cedió al Departamento de dos formas: le vendió una hectárea en 650 millones de pesos y le donó la otra, cuyo valor, para efectos fiscales, fue de 950 millones de pesos.

Asegura el corporado que, de 2009 a 2010, el avalúo catastral de la hectárea se incrementó el 22.779 por ciento. Así, anota, las 136 hectáreas que rodean el hospital quedaron con un precio comercial de 88.400 millones de pesos, "cuando en libros, en 2009, sin haber escindido el lote, estaba registrado en 193 millones".

Sostiene que otra persona ofreció donar otro lote, pero la Gobernación prefirió pagar.

Sobre la presunta sobrevaloración que refiere el diputado, Carlos Mario Rivera dice que el lote fue adquirido con todos los requisitos de ley, con avalúos de la autoridad competente.

Y responde que el otro lote que ofrecieron completo en donación se inundaba y había que intervenirlo. Adicional a esto, "el propietario estaba liquidando una sociedad y había que esperar todos los trámites de la liquidación".

La primera etapa costó 14.000 millones de pesos.

El exgobernador Luis Alfredo Ramos ha expresado su temor de que la obra caiga en detrimento patrimonial. Luz María Agudelo , secretaria de Salud departamental, dice que habrá "más detrimento patrimonial, si no hacemos los asuntos de manera debida, si la obra es insostenible o si no calculamos posibilidades de dotación". El compromiso de esta administración es terminar el hospital.

Fuente: http://bit.ly/JuQwqn

Gravatar

El Ejército evitó ataque terrorista en el Bajo Cauca

Tropas del Batallón de Infantería 31 Rifles, adscritas a la Brigada XI del Ejército con sede en Montería, capturaron a Eduardo Jiménez, a quien le hallaron 425 estopines , 149 barras de indugel, 6 rollos de mecha lenta por 400 metros, 2 granadas de mano y un radio de comunicaciones. El procedimiento ocurrió en Cáceres, Antioquia.

Los explosivos incautados serían utilizados para la voladura de las redes eléctricas y la explotación de minería ilegal.

Fuente: http://bit.ly/MJFVcj

Gravatar

Capturado principal cabecilla de los Rastrojos en el Bajo Cauca antioqueño

El cabecilla de "los Rastrojos" en el Bajo Cauca antioqueño fue detenido por la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá en el municipio de Bello.

El general José David Guzmán Patiño, comandante de la Región Seis, indicó que alias "Tetero", el tercero en el organigrama de la organización delictiva, es señalado de ser responsable de por lo menos 15 homicidios en Caucasia.

Este hombre, de 26 años, es requerido por la justicia por el delito de concierto para delinquir agravado con fines de grupos armados al margen de la ley.

Alias "Tetero", desmovilizado bloque Central Bolívar de las Autodefensas, se habría desplazado a Bello con el fin de evadir el control de las autoridades en la región en la que ejerce control, explicó el oficial.

"Ellos huyen de esa presión, se ocultan en las ciudades capitales, pero seguiremos con esa presión porque el crimen no puede esconderse en ninguna parte del país", afirmó.

A la captura de "Tetero", se suman, este año, las de "Jhonny" y "Nanín" en el Valle de Aburrá.

El general Guzmán recordó que este año la Operación Troya deja, en Antioquia, Córdoba, Chocó, Urabá y en el Valle de Aburrá, un total de 401 integrantes de bandas criminales capturados. También se han incautado 457 fusiles y 857 armas cortas. 

Fuente: http://bit.ly/J9vp8h

Gravatar

Inquietante explotación de niñas en las zonas rurales de Caucasia

La niña de 13 años no tiene un peso en el bolsillo, pero recorre la tienda de celulares con la seguridad del cazador que tiene a la presa en la mira.

Cuando detecta el teléfono que quiere, su flacucha figura infantil se contonea frente al dueño del negocio. "Ajá, ¿y qué hay que hacé pa tené el celular?", dice mientras busca una habitación que hay al fondo.

"No, no, muchacha, salga de aquí", responde el propietario, sabedor de las graves consecuencias de tener sexo con una menor. "Anda, ¡tú si eres ***!", profiere ella, antes de partir.

El comerciante narra esta historia en la entrada de su casa, en el municipio antioqueño de Caucasia. Está nervioso, de reojo sigue los movimientos de su esposa, "¿ella no está escuchando, cierto?", y tras cerciorarse afirma que la niña ha visitado cuatro veces su local en el último mes. "Es que cambia mucho de celular".

La criatura es conocida en otras tiendas del casco urbano, donde también va ofreciendo su cuerpo como única moneda.

Ella es una de las once chicas de 12 a 15 años que se dedican a la prostitución en los montes de la subregión del Bajo Cauca, según las pesquisas de la Policía de Infancia y Adolescencia. "Aunque pueden ser muchas más", sentencia un investigador del grupo.

El fenómeno se reactivó en 2012, luego de una recesión de al menos cuatro años por la desmovilización de las autodefensas.

Los paramilitares (sobre todo los bloques Mineros y Central Bolívar) ejercieron influencia en esta localidad desde 1983 hasta 2006, época en que la comisión de muchos delitos se disparó, entre ellos la prostitución.

Ramiro Vanoy, alias "Cuco", exjefe del bloque Mineros y hoy condenado por narcotráfico en E.U., explicó en una reciente versión libre la manera en que se ejecutaba el intercambio carnal: "A los jefes nos traían muchachas de Medellín, de clase; en cambio a los patrulleros (rango bajo) se las conseguíamos en Caucasia y en los corregimientos La Caucana y El Guaimaro de Tarazá".

Aunque esas estructuras delictivas se reinsertaron, en la zona permanecen otros grupos igual de peligrosos, "Los Urabeños", las Farc, Eln y reductos de "Los Rastrojos" y "Los Paisas", que además de controlar el bajo mundo, prolongan las prácticas de explotación sexual infantil.

Las rutas hacia el monteUna llamada al celular de una chica de 14 años, reconocida como la líder de una cofradía de pequeñas "prepagos" en Caucasia, activa una ruta clandestina hacia los más remotos lugares en los montes de tres municipios vecinos.

"Necesitamos ‘tantas’ niñas", encarga el proxeneta al otro lado de la línea, y la adolescente se encarga de conseguirlas, de acuerdo con la investigación policial.

Las embarcan en viajes de más de cinco horas por carreteras, ríos y trochas. Ellas mienten a sus padres con el cuento de que se van a "hacer destino" a las minas. Abordan mototaxis, vehículos particulares ("chiveros") y embarcaciones.

Uno de los trayectos es por la vía a Guamocó (Bolívar), donde llegan a un sector del municipio de El Bagre denominado Corona, caracterizado por la presencia de minería de oro.

En la misma jurisdicción, algunas son recogidas en manzanas comerciales del casco urbano, para ser conducidas en camperos al corregimiento Puerto Claver.

Otra ruta lleva al sector rural Caribona, en la frontera de la localidad de Nechí con el sur de Bolívar. Para llegar, las jovencitas deben hacer un viaje de hasta cuatro horas por río en chalupa. "Las que lo hacen por gusto, se van solas", indica un agente policial.

Dos caminos distintos se dirigen a Regencia, en la jungla de Nechí, y a Muribá, en el municipio de Cáceres, donde las esperan con ansias. La condición que aprovechan los clientes en los citados lugares, además de la lejanía y el difícil acceso, es la escasa presencia de la Fuerza Pública. "Pilas con lo que hacen, porque acá mandan los ‘paracos’", les advierten a las jóvenes.

El comercio carnal se comete en fincas y kioscos improvisados, donde la mayoría son mineros y miembros de grupos armados, según la Policía.

Una de las menores de edad relató a las autoridades que la llevaron a un recinto hecho "en pura tabla", parecido a un estadero, donde los abusadores le pagaban 38 mil pesos por cada "rato". Detrás del tablado, hay cuartuchos de madera, paredes forradas con plásticos y piso de tierra, donde a cualquier hora del día se presentan los vejámenes.

La oprobiosa correría dura de una semana a un mes para las chicas. Al final regresan con sumas entre los 100 mil y 400 mil pesos netos, después de que los explotadores les quitan una parte por la manutención.

"Cuando nosotros las detenemos ellas dicen abiertamente que trabajan en eso, que no las jodamos... nunca cuentan quién las contacta", narra el investigador.

Doña Silvia* es abuela de una adolescente de 15 años involucrada en este tráfico ilegal. Reside en Caucasia y manifiesta con pesar que su nieta "se fue con otra pelada para Regencia, una tierra donde hay ‘paracos’ y prostitución".

Con el cabello encanecido, ya por la vejez y quizá por estas preocupaciones, cuenta que "al principio era la amiga la que andaba con esos hombres, porque a mi nieta le daba pena". Pero, al final de todo, "le tocó acostase con el jefe de esos tipos, pa podese vení pa acá".

El alcalde de Caucasia, José Nadin Arabia Abisaad, dice que en ese tráfico también hay niñas que llegan desde El Bagre a su ciudad, "y de aquí también se llevan para Medellín, es un comercio negro en el que las autoridades se han quedado muy cortas en los controles".

Caldo de cultivo

En la oficina de Jaime Campillo Jiménez, coordinador de la Fiscalía Seccional de Caucasia, hay un estante gris atiborrado de carpetas con procesos judiciales.

Cada montaña de papeles está encima de un letrero con el tema respectivo, y los cuatro arrumes más grandes son, en este orden, los correspondientes a los "homicidios", "porte de armas", "cultivos ilícitos" y "delitos sexuales".

"Aquí hay muchos factores que influyen en la prostitución infantil: la pobreza de los hogares, el desempleo y una sociedad de consumo desbordada en el municipio", opina el funcionario, cuya dependencia también recibe casos de Nechí, Cáceres y Tarazá.

"Para estas niñas es un incentivo cuando esa gente les paga altos precios, o les dan blackberrys, portátiles o motos, porque sus papás no tienen cómo sufragar esas necesidades suntuarias", prosigue.

Sobre este punto, el comerciante de celulares, aún hablando pasito para que su mujer no se dé cuenta, comenta que aunque él no ha sucumbido a los regateos de la niña de 13 años, "otros sí le han dado lo que pide, a cambio de...", se frena y levanta las manos como diciendo "usted ya sabe qué". El fiscal Campillo señala que "es muy común que llegue un caballero buscando sexo, y en el mismo hotel le dan el teléfono, no hay que caminar muy lejos".

Esta situación, no obstante, está siendo contenida por la Policía de Infancia y Adolescencia, que realiza visitas sorpresa a estos establecimientos para ver si hay menores sometidas a este tipo de abusos.

Tanto así, que para el presente reportaje acudimos a tres hoteles diferentes, averiguando por las chicas.

Ante la mera pregunta, a los encargados pareció subirles un escalofrío.

"Aquí siempre viene una niña, pero ya no la dejamos entrar", respondió uno de los interrogados, mientras que otro señaló un volante que las autoridades pegaron en su cartelera: "Se prohíbe la explotación sexual con menores de 18 años", reza el título.

Pese a todas las campañas, el fenómeno parece lejos de terminar, por la escasez de recursos para combatirlo y porque los problemas estructurales que lo provocan todavía persisten.

El personero de Caucasia, Orlando de Jesús Ávila Villegas, opina que "la prostitución infantil es una consecuencia, a mayor pobreza, más prostitución".

Y es que, en una población de 107.500 habitantes, el 80 por ciento son pobres.

"Parece una cifra exagerada, pero es la pura verdad", precisa el alcalde Arabia Abisaad, y agrega: "pedimos apoyo al gobierno nacional y departamental, porque lamentablemente aquí todo se queda en estudios".

En una reunión celebrada en el Concejo el pasado viernes, para discutir la problemática social en los adolescentes, Hernán David Jaraba Yances , comisario de Familia del municipio, expuso que 33.992 personas son menores de 15 años, es decir, más del 30 por ciento de la gente de Caucasia.

"Y son rápidamente influenciables para entrar a la delincuencia", añadió el servidor público.

Pero la plata no se ve

Todas las participantes en el tráfico sexual son de barrios donde la penuria es la ley, están desescolarizadas y provienen de hogares disfuncionales.

Cuando son enganchadas en el negocio ilegal, por lo general se van de sus hogares.

El Personero declara que la explotación infantil se acentuó entre el año 2000 y el 2007, cuando Caucasia se convirtió en un centro adonde llegaron los narcotraficantes más opulentos del país.

"Esas personas con tanto dinero crearon una cultura del consumismo, el disfrute del alcohol y la adquisición de cosas por los medios fáciles, las muchachas estaban jerarquizadas por su atractivo físico y tenían unos precios".

Esa conducta sobrevive y en la actualidad, a juicio del personero Ávila, las niñas no se someten a estos tratos obligadas.

Eso se refleja en el hecho de que, de los múltiples casos conocidos, apenas en dos oportunidades las familias y las víctimas han formulado denuncias formales, las cuales están en etapa de investigación.

La nieta de Doña Silvia se fue de la casa en enero, a vivir en el centro de Caucasia, con otras jóvenes que también suben al monte a vender su cuerpo a los ilegales.

De vez en cuando llama, y así su abuela se da cuenta que se aproxima más al precipicio. "Hace 15 días hablé con ella y le dije que se saliera de eso, que vea que la familia es buena, pero ella contesta: ‘sí, abuelita, pero ajá’", relata la señora entre suspiros.

La residencia en la que pernocta la quinceañera, o "la guarida", en palabras de Silvia, "se mantiene con arrumes de ropa en el suelo y están metiendo vicio".

Ella dice que el dinero que ganan en esa actividad no se les nota, ni a su nieta ni a sus amigas.

"Por ahí las veo pasá, todas flacas y ‘malvestías’, con unas arrastraderas grandes grandes... Ellas no son prepagos de lujo, bien hilachentas se mantienen".

*Nombre cambiado por protección de las fuentes.

Fuente: http://bit.ly/J9vBo3

Gravatar
BajoCauca.com ©