No obstante la reducción de homicidios en un 25 por ciento en 2015 en el Bajo Cauca antioqueño, las cifras siguen siendo preocupantes, si se tiene en cuenta que en el periodo 49 asesinatos en la zona, a lo que se suman varios episodios de violencia en El Bagre.

Para hacer frente a los últimos casos violentos, el secretario de Gobierno Santiago Londoño Uribe, en calidad de gobernador encargado, presidió en El Bagre un consejo de seguridad, que tuvo como precedente el asesinato de Óscar Andrés Arce Méndez, de 24 años, baleado en zona rural de la localidad, el pasado 21 de abril, hecho que es materia de investigación.

“Es evidente que el Bajo Cauca es una región que presenta unos retos importantes en este momento, estamos articulados trabajando, pero hay que ser más estratégicos y contundentes en cuanto al enfoque en el control territorial y la judicialización”, afirmó Londoño Uribe.

Anunció que a las acciones en seguridad enmarcadas en el Plan Bajo Cauca se les hará revisión cada semana, en procura de mantener los resultados contra la criminalidad.
“Hemos pedido como Gobernación fortalecer los equipos de investigación de las distintas instituciones responsables, como Policía Judicial y Fiscalía, con énfasis en objetivos de alto valor”, precisó.

El comandante de Policía Antioquia, coronel Ramiro Riveros, resaltó la importancia de los 14 Grupos de Operaciones Especiales que monitorean diferentes vías del departamento y se articulan con las operaciones de control de la policía local y grupos del Ejército.

La reunión de las autoridades y el Gobernador (e) contó con la presencia de alcaldes de la región, además de la Policía, el Ejército, la Fiscalía, la Armada y de la Fuerza Aérea.
La instalación de un Gaula militar para el Bajo Cauca y la reciente activación de dos grupos de élite para Córdoba y el extremo norte de Antioquia hacen parte de la estrategia de seguridad en la región.

Fuente: http://bit.ly/1bAIagR

BajoCauca.com ©