El Gobierno Nacional, por medio del Programa Integral de Sustitución de Cultivos de uso Ilícito, confirmó a EL COLOMBIANO que ya se tiene todo listo para iniciar la sustitución voluntaria de matas de coca cultivadas por aproximadamente 6.500 familias que habitan los municipios de Cáceres, Anorí, Tarazá y Briceño, donde según el último informe de la ONU sobre cultivos de uso ilícito, se concentra la mayoría de las 8.855 hectáreas sembradas en Antioquia.

Luis Fernando Pineda, coordinador del Programa Integral de Sustitución para Antioquia, dijo que ya se firmaron convenios con las familias de todas las veredas de los municipios de Anorí y Cáceres donde se tienen cultivos de uso ilícito, mientras que en Tarazá, donde la semana pasada hubo protestas por la erradicación forzada, se llegó a n acuerdo y el convenio se firmará mañana viernes.

“En Cáceres hay acuerdo con todas las veredas, por lo que esperamos que mañana mismo se realice la comisión de planeación para ponerle fecha a las inscripciones de las familias y poder arrancar con el proceso de sustitución. En Anorí se rectificó un acuerdo que se tenía y luego de sostener una reunión con más de 80 líderes, logramos vincular a todas las veredas también, en ese municipio las inscripciones arrancan a partir de la primera semana de septiembre. Mientras que en Tarazá, esperamos firmar este viernes y ese mismo día pactar el registro de los núcleos familiares”, explicó Pineda.

Luego de las inscripciones, el Gobierno explicó que las familias recibirán dos millones de pesos y tendrán un mes para arrancar las matas de coca que tengan sembradas, después, Naciones Unidas será el organismo encargado de revisar si efectivamente se cumplió con la desaparición de los cultivos y tras certificar ese procedimiento, se desembolsarán otros dos millones a los campesinos.

“A parte de esto hay otro tipo de atenciones y ayudas como asistencias técnicas para ayudar a las personas sobre los futuros cultivos lícitos que pueden aprovechar en sus tierras y cómo ser productivos”, agregó el funcionario.

Precisamente, según Luis Fernando Pineda, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Unodc, ya certificó que en el municipio de Briceño, específicamente en las 11 veredas que hacen parte del proyecto piloto de sustitución de cultivos de uso ilícito entre el Gobierno y las Farc, “se arrancó el 91% de la coca que había allí”, agregó que “se realizará una reunión con las familias que no han arrancado las matas para conocer su justificación y se decidirá si se da un nuevo plazo de 10 días o si salen del programa y se toman acciones legales”.

A parte de esas 11 veredas, en ese municipio del norte de Antioquia, ya se llegó a un acuerdo con otras 24 y las inscripciones para dar inicio con el proceso serán en septiembre.

Para ayudar a eliminar los cultivos de uso ilícito en Antioquia, especialmente en el Bajo Cauca, Norte y Nordeste, el Gobierno Nacional está invirtiendo para los próximos dos años una suma cercana a los 170 mil millones de pesos.

Fuente: http://bit.ly/2xB8940

BajoCauca.com ©