El paro armado del ELN genera temor y estragos en Antioquia. Dos vehículos fueron incinerados y varias rutas de buses dejaron de transportar pasajeros por temor a sufrir los ataques.

Las autoridades están en alerta máxima y el Ejército desplegó 4.000 hombres por las principales vías, mientras el gobernador Luis Pérez les pidió a los comerciantes reabrir las puertas.

El primer ataque fue en la vía que conduce de Yarumal al municipio de Valdivia, sector El Socorro, (troncal a la Costa) donde hombres armados incineraron una tractomula y dejaron atravesado otro vehículo.

Lo mismo ocurrió en zona rural del municipio de Toledo, cuando hombres de este mismo grupo obligaron a bajar a los pasajeros de un bus de servicio público e incendiaron el vehículo, sin dejar víctimas fatales. Sin embargo, para el comandante de la cuarta brigada del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, con esto se demuestra la debilidad del grupo guerrillero ante el Estado.

Algunas flotas hacia el nordeste y Bajo Cauca antioqueño, como Coonorte y Transegovia, cancelaron sus rutas por temor a atentados por parte del ELN. En los últimos días, en esa zona ha circulado panfletos del frente Camilo Torres, declarando objetivo militar a los conductores que usen estas vías.

Pese a esto, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, calificó de exitosas las labores que han adelantado las autoridades del departamento en contra de este paro armado e invitó a los antioqueños a continuar sus jornadas laborales sin contratiempos en los 125 municipios del departamento.

Cabe recordar que el paro armado anunciado por el ELN se extenderá hasta el día martes a las 6:00 de la mañana.

Fuente: http://bit.ly/2G9DxKp

BajoCauca.com ©