Posts in Category: Medio Ambiente

El 100 % de Nechi permanece inundado. Hay más de 10 mil personas afectadas

El municipio de Nechí está inundado en un 100 %. El reporte más reciente entregado por las autoridades indica que sus 19 barrios, dos corregimientos y cuatro veredas están bajo el agua desde el pasado 12 de mayo.

En total son 10.715 las personas afectadas, quienes conforman 3.570 familias de las cuales 1.165 permanecen en alojamientos temporales improvisados en tres instituciones educativas, el antiguo mercado, la hacienda Granada y otros sectores del municipio en los que se hicieron alojamientos con plásticos.

Por su parte, el Dapard informó que con respecto a la inundación hay cinco puntos críticos:

  • Sector Santillana: la rotura del dique inundó la vía departamental Caño Barro y generó pérdida de la banca y de un puente.
  • Dique del corregimiento Colorado: allí hay alto riesgo de colapso por socavación lateral y saturación del suelo.
  • Sector Laredo: rotura de 30 metros de largo en el dique. El agua ingresa a la vía e imposibilita el tráfico.
  • Sector Caucano o Marranera: allí se partió el dique. Sobrepasa la vía que comunica a Nechí con Caucasia.
  • Entrada a Nechí: ruptura del dique en dos puntos, uno de esos inundó la cabecera municipal.

12 mil personas damnificadas dejan las fuertes lluvias en Caucasia

En alerta roja permanece Caucasia, el municipio más afectado de Antioquia por el desbordamiento del río Cauca, que deja al menos 12 mil personas damnificadas. El agua sigue en las viviendas y alcanzó los 70 centímetros de altura.

El alcalde de Caucasia, Óscar Aníbal Suárez, pidió al Gobierno Nacional la construcción de una muralla que contenga el agua del río Cauca, debido a que son constantes las inundaciones en la temporada de lluvias.

“Seguimos con la misma situación en alerta roja, el agua no ha bajado, masomenos son 12 mil personas afectadas por estas inundaciones. Le estamos pidiendo al Gobierno nacional ayuda para construir una muralla de contención y para reubicar a un sector de la comunidad”.

Las inundaciones llegaron a tal nivel, que algunos habitantes, en vez de caminar por las calles, las navegan en pequeños botes y chalupas. Unos mil 500 niños están desescolarizados porque el agua inundó lo salones de clases y dañó hasta los libros de la biblioteca.

Los habitantes de las zonas ribereñas del río Cauca, en los municipios del Bajo Cauca, Norte, Occidente y Suroeste, deben estar alertas ante la probabilidad de crecientes súbitas. El departamento de gestión del riesgo informó que en Antioquia ya son 77 municipios declarados en alerta roja, en donde se cuentan cerca de 27 mil personas damnificadas.

Fuente: http://bit.ly/2qpFQnq

Seguirá lloviendo hasta junio: Ideam

El director del Ideam, Ómar Franco, informó que la temporada de lluvias que afecta a gran parte del territorio nacional de extenderá al menos hasta junio, por lo que pidió no bajar la guardia ante los efectos que podrían causar las precipitaciones.

Asimismo, Franco indicó que en la Región Andina se espera que las lluvias disminuyan su intensidad a final de mayo o comienzos de junio, mientras que en la Orinoquía y la Amazonía la temporada invernal podría extenderse hasta julio.

Para esta semana, como ha sucedido la última temporada, el Ideam pronostica la persistencia de las lluvias en las diferentes regiones del país. En el Caribe se prevén precipitaciones en La Guajira, Magdalena, Cesar y Atlántico y en las inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, Cesar, sur de Córdoba, Golfo de Urabá, zonas sectorizadas del norte y sur de Bolívar.

En la región Andina se pronostica aumento de nubosidad con lluvias en amplios sectores de Antioquia, Boyacá, los santanderes, oriente y norte de Cundinamarca, Cauca y Nariño, además de lluvias ligeras en el eje cafetero y zonas sectorizas del sur de Huila y norte de Tolima.

En el Pacífico se prevé aumento de nubosidad con posibles lluvias en Cauca y Nariño. No se descartan precipitaciones en zonas sectorizadas de Chocó y Valle del Cauca. Mientras que en la Orinoquía las lluvias se estiman en Vichada y sobre el piedemonte de Meta, Casanare y Arauca. Para la Amazonía y específicamente Mocoa se estima cielo nublado con lluvias de baja intensidad.

Durante el fin de semana la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres informó que debido a las lluvias hay 1625 personas damnificadas en la población de La Virginia, en Risaralda, por el desbordamiento del río Cauca.

El Ideam mantiene en Alerta Roja por inundaciones a cuatro Departamentos. En Antioquia se han reportado afectaciones por inundaciones en Santuario, Don Matías, Caucasia, en el corregimiento Palomar, Venecia corregimiento de Bolombolo, Concordia corregimiento el Golpe, Fredonia zona rural y en Yondó donde se han presentado afectaciones en varias veredas por crecientes súbitas del río Cimitarra y aportes del río Magdalena en este sector.

Asimismo, se establece este nivel de alerta para el rio Guaviare, en la cuenca media y baja en el municipio de San José de Guaviare, por incremento en los niveles del cauce principal, mientras que en el Valle del Cauca se pide realizar seguimiento y monitoreo al comportamiento de los niveles del río en los municipios: Yotoco, La Victoria, La Virginia, Irrá, La Pintada, Bolombolo (Venecia), Valdivia, Cáceres, Caucasia, Nechí, Achí, Guaranda. En Huila el riesgo es en los sectores ribereños más bajos de Neiva.

En cuanto a la alerta roja por deslizamientos, se estima probabilidad alta de ocurrencia de deslizamientos de tierra en áreas inestables, ocasionados por lluvias en Caldas, Quindío, Valle del Cauca y Risaralda, mientras que por crecientes súbitas la alerta roja es en el Meta, Cundinamarca, Tolima, Antioquia, Santander, Valle del Cauca, Nariño y Sucre.

Fuente: http://bit.ly/2qmgS8w

El río Cauca se desbordó, Siete barrios de Nechí se inundaron

A causa de las fuertes lluvias que azotan el territorio nacional, el río Cauca se desbordó, provocando que siete barrios de Nechí, Antioquia se inundaran, desplazando a las familias a albergues provicionales.

La administración municipal indica que el nivel del río superó el muro de protección inundando a los barrios El Chispero, Las Palmas, San Nicolás, Belén, Las Brisas, El Centro y en sector de las invasiones.

 

 

Los más afectados

Según indica la administración municipal, el corregimiento Colorado es uno de los más afectados. Se evacuaron algunas familias para evitar una tragedia.

Por otro lado, Daniel Cabrales, senador del Centro Democrático indicó que había advertido de la emergencia al gobierno.

"Dure 3 años rogándole al gobierno, al Sr. Carlos Iván Márquez atención y mantenimiento al dique Nechí-Achí y todo fue oídos sordos", expresó en su cuenta de Twitter. 

Fuente: http://bit.ly/2r91my7

En Antioquia, 13 municipios declararon calamidad pública por el invierno

El invierno en Antioquia deja 23 mil personas damnificadas, y trece municipios debieron acudir a la declaratoria de calamidad pública para atender los estragos de las lluvias, especialmente por desbordamientos de ríos, inundaciones de áreas urbanas y rurales, deslizamientos y bloqueos de vías principales o secundarias.-

La directora del departamento de atención de prevención de emergencias en Antioquia, Margarita María Moncada, precisó que las mayores afectaciones se viven en Salgar, con 134 familias damnificadas; el corregimiento Bolombolo, de Venecia, con 183; La Pintada, con 50; en Cáceres, 120 familias; en Caramanta, 58; en el corregimiento Puente Iglesia, de Fredonia, con 3 familias, mientras la situación más grave se vive en Caucasia donde el número de familias afectadas es de casi dos mil familias.

La señora Moncada indicó que además se reportan deslizamientos en varios municipios, pero en especial en la vía a la Costa Norte entre Yarumal y Valdivia, población esta última en donde un alud sepultó una vivienda y hay dos personas desaparecidas.

Precisó que en Antioquia hay 77 alertas rojas, 56 naranja y 39 amarillas, así como 13 municipios que han sido declarados en calamidad pública, por lo que fue activada la Sala de Crisis Departamental para atender las emergencias que se presentan.

Los 13 municipios donde se ha declarado la calamidad pública son: Yondó, Puerto Triunfo, Puerto Nare, Puerto Berrio, Caucasia, Cáceres, Venecia, La Unión, Buriticá, Jericó, Nariño y Nechí.

El Dapard coordina el envío de ayudas consistentes en alimentos, frazadas, colchonetas, así como el desplazamiento de brigadas médicas para prevenir brotes de enfermedades, maquinaría amarilla para despejar vías afectadas por derrumbes y se asesora a los municipios para enfrentar las emergencias provocadas por el invierno.

La directora del Dapard expresó su preocupación por que muchas personas, pese a que las alcaldías le han ofrecido refugios provisionales, no han querido abandonar sus inmuebles.

Fuente: http://bit.ly/2pKVYwa

Avalancha en Valdivia, Antioquia, deja dos personas desaparecidas

 

Las dos personas desaparecidas son un adulto mayor y una menor en condición de discapacidad, quienes habitaban una vivienda en una invasión cerca de la vía a la costa, la cual fue destruida por una avalancha, debido a las lluvias de las últimas horas.

El director regional de Invías, Juan Manuel Espinal, explicó que las autoridades respectivas ya avanzan en la búsqueda y también se adelantan labores para habilitar por lo menos un carril de la troncal.

En el sector de Ventanas, también en la troncal a la costa, se registra el cierre de un carril de la vía debido a un deslizamiento de tierra.

Le puede interesar: La Venecia antioqueña”, inundada por los estragos del río Cauca

Las autoridades también reportaron cierre total de la vía Medellín – Puerto Berrío en el sitio conocido como El Limón y cierre de la vía que comunica a Santa Fe de Antioquia con el corregimiento Bolombolo de Venecia, debido al desbordamiento del río Cauca.

Fuente: http://bit.ly/2r90MAy

Varios municipios en Antioquia en alerta por ola invernal

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales decretó alerta roja en ocho departamentos por amenaza de crecientes súbitas, deslizamientos e inundaciones ante el aumento de las lluvias en los últimos días, que ya han causado afectaciones en varios lugares del país.

Durante la madrugada de este lunes se desbordó la quebrada de San José de Uré, perteneciente al corregimiento de Versalles (Córdoba) y ocasionó inundaciones en el casco urbano del municipio dejando grandes pérdidas materiales. Hasta el momento no se han reportado pérdidas humanas.

De acuerdo con la entidad que pronostica el clima en el país, en este departamento existen más de 127 puntos entre los ríos Sinú y san Jorge que se consideran críticos y se prevé que puedan ocurrir nuevas emergencias.

El Valle del Cauca también amaneció con inundaciones, 48 viviendas del corregimiento El Carmelo, en el municipio de Candelaria, resultaron afectadas por las fuertes lluvias que se presentaron este fin de semana y ante el colapso de las alcantarrillas, que ya están siendo drenadas por los organismos locales de gestión del riesgo.

En Chocó, a la una de la madrugada se alcanzó el nivel máximo de esta creciente en la ciudad de Quibdó, los niveles sobrepasaron los valores de afectación para los sectores más bajos en zonas ribereñas urbanas, informó el Ideam. Y aunque en la mañana la tendencia es al descenso, los niveles de los ríos aún se encuentran altos sobre las cotas de afectación.

Debido a la onda de tránsito de la creciente se alerta a las poblaciones ribereñas como Bete, Pueblo Nuevo, Bocas de Babara, Tagachi, Vigía del Fuerte, Murindo, Opagado, Curbaradó, Domingodo, y Riosucio entre los más importantes, teniendo en cuenta que se pronostica un incremento de las lluvias en los siguientes dos días.

Así mismo, se espera que un ascenso significativo por el tránsito de las aguas del río y por los aportes de los afluentes de los ríos Tarazá y Man en zonas rurales de Cáceres y Caucasia en Antioquia.

Finalmente, por inundación lenta se mantiene la Alerta Roja para el departamento de Guaviare que podría verse afectado específicamente en sectores ribereños bajos de los municipios de San José del Guaviare (Guaviare) y Mapiripan (Meta), producto de los incrementos registrados en los principales afluentes del piedemonte llanero.

Por riesgo de deslizamientos, los principales lugares afectados en el país podrían ser: Cocorná y Santa Fe de Antioquia, Barbacoas en Nariño, López y el Tambo en Cauca y Manizales en Caldas.

Reciclaje, opción laboral en Bajo Cauca

Las mujeres del Bajo Cauca le aportan al medio ambiente y a la vez generan recursos para su subsistencia a partir de un proyecto de reciclaje que evita que cerca de 500 toneladas de material de desecho lleguen al relleno sanitario de Caucasia.

El proyecto se denomina Recíclate y es una iniciativa empresarial que aprovecha todos esos materiales desechados en los hogares para convertirlos en una oportunidad económica para decenas de mujeres; es una posibilidad para que ellas obtengan un ingreso extra y de paso contribuyan a mejorar el medio ambiente.

El proyecto se puso en marcha desde abril de 2015 en los municipios de Caucasia y El Bagre. El emprendimiento cuenta con un Centro de Acopio Local -CAL-, hasta donde llegan diariamente cientos de kilos de reciclaje para ser clasificados en plásticos, cartón, vidrio, botellas pet y metal. Este material es compactado, empacado y luego comercializado en Medellín o en el mismo municipio con sus aliados estratégicos. Cada CAL cuenta con una compactadora, una pesa, estibadores y un equipo de computador con un software en línea para llevar las cuentas.

Las responsables de recuperar el material en las viviendas son las mujeres que integran la Red de Mujeres Subregión Bajo Cauca -Remusbac-, denominadas matrices y toman como punto de trabajo las casas del sector donde viven, que son cerca de 50 inmuebles.

Fuente: http://bit.ly/2pa16tE

Autoridades incautaron 406 kilos de pescado en estado de descomposición

En operativos del grupo de protección de fauna y flora de la Policía, fueron incautados 406 kilos de pescado en estado de descomposición listo para ser comercializado en Caucasia. En otras acciones policiales, se logró la recuperación de 44 especies animales en venta. 

 

 

Fuente: http://bit.ly/2pa1Wey

Analogía del Dr Andrés Felipe Montoya Rendón Sobre problematica ambiental

La tragedia en Mocoa, que el pasado 1° de abril cobró la vida de cerca de 300 personas y dejó un gran número de heridos, desaparecidos y cuantiosas pérdidas materiales, es algo que se pudo haber prevenido y estaba más que diagnosticado, el decir de Andrés Felipe Montoya Rendón, docente y coordinador de las especializaciones del área ambiental de la Facultad de Ingeniería del Tecnológico de Antioquia.

 

El ingeniero ambiental recordó que ya Corpoamazonía, la autoridad ambiental en la región, lo había hecho notar: que las precipitaciones habían aumentado, era una época de estiaje en esa zona de Colombia y el Plan de Ordenamiento Territorial de Mocoa había limitado las construcciones sobre las laderas de los diferentes ríos, entre ellos, Mocoa y sus afluentes Sangoyaco y Mulatos, entre los que está la capital del Putumayo, que fueron los que se desbordaron, causando tan doloroso hecho.

“Lo que pasó es que no estábamos listos para esta emergencia. Ya sabemos que iba a suceder, pero no nos previnimos; había que evacuar. A partir de la creación de la Ley de Gestión de Riesgo, se instituyeron los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo, lo que quiere decir que, en la capital del Putumayo, eran completamente inoperantes. Porque una de las tareas era visualizar, seguir al pie de la letra el POT que, al igual que Corpoamazonía, había señalado que en esas zonas no se podía construir y había población vulnerable, en alto riesgo”, explicó Montoya Rendón.

Para el docente, ahí radica la problemática mayor: “Podemos tener una gran cantidad de leyes, pero si no se llevan a la aplicabilidad, lo que pasó allí puede volver a pasar. Tal como aconteció en Salgar, en mayo del 2015 por un deslizamiento, una deforestación en Cerro Plateado, que produjo una avenida torrencial, pero viene derivado de una serie de precipitaciones, como pasó en Mocoa. Y en esta zona de la cuenca del Amazonas, se tenían esas altas precipitaciones, pues hace 15 días se tuvo la misma emergencia en Perú”.

Según él, la deforestación, la falta de planificación urbana y, sobre todo, la ubicación en zonas de riesgo, son factores determinantes de estos casos: “Esperemos que no pase nada, pero el río Magdalena llegó hoy a su cota máxima. Lo que quiere decir que si llueve (y no tiene que ser en el Magdalena Medio, pero si en Huila, Tolima, Caldas, Antioquia), hay desbordamiento de esta gran fuente hídrica. Puede volver ocurrir lo del 2010-2011, pero lo que tenemos que ver es si esas inversiones que se hicieron si fueron garantes de una prevención, de una gestión del riesgo. No creo, porque tenemos mucha población asentada. El problema es que Colombia es un país complicado, por montañoso y toca construir en laderas, pero esas obras son las que generan esa vulnerabilidad de las personas, especialmente las de bajos recursos. En Murindó y Nechí se tienen complicaciones desde hace 15 días. Cualquier lluvia que ocurra en la parte alta de las cuencas del río Cauca o del río Nechí, pone en riesgo a sus pobladores”.

 

Frente a la respuesta del gobierno en estos casos, expresó: “Nosotros no podemos decir siempre que haya una tragedia: donemos. El colombiano es muy buena gente, de buen corazón, pero no puede seguir donando porque estas tragedias no pueden seguir ocurriendo. Lo que tenemos que hacer es que esos Consejos de Gestión del Riesgo realmente estén activos, pero no en caso de una emergencia sino constantemente, monitoreando, mirando la vulnerabilidad. No es sino analizar un programa muy bonito que montó Corantioquia: el Plan Piragua, en el que participaron tecnólogos agroambientales e ingenieros ambientales egresados del TdeA, que capacitó a los campesinos de los 80 municipios de su jurisdicción y les enseñó a hacer un pluviómetro para que puedan medir las lluvias, detectar el aumento con las altas precipitaciones y llamar oportunamente a la Corporación”.

Recalcó que cuando se crearon los planes de Ordenamiento Territorial y Gestión del Riesgo, no fue para que se convirtieran en un libro más de una biblioteca, sino para que sean completamente aplicables. “Si nosotros prevenimos, nos gastamos un 80% menos del dinero que invertimos cuando tenemos una tragedia. Es más barato prevenir que pagar por estas tragedias. Hay que reubicar, decirles a las personas que cojan conciencia acerca del riesgo en el cual se encuentran para que no se sigan presentando estas problemáticas. Hace ocho días se sacaron por quinta vez las personas que están invadiendo las márgenes de la quebrada Iguaná por parte del DAGRED, que no es que no los quieran porque los están alejando de allí, pero es que la quebrada tiene una torrencialidad muy grande y viven en peligro”, apuntó el ingeniero.

Montoya Rendón, reiteró su llamado a que se hable sobre la gestión del riesgo, pero no como una problemática, sino simplemente como una forma de prevención para que no vuelvan a ocurrir tragedias como la de Mocoa, en donde viene la reconstrucción que no debe hacerse sobre la zona afectada. “Colombia se ordenó territorialmente, lo hizo de una manera desorganizada. Los españoles empezaron a construir cerca de las minas de oro, después necesitaron sacarlo y se hicieron al lado de los ríos. Crecimos de una forma desordenada, pero nunca es tarde para ordenar el territorio, aunque es algo difícil por nuestras costumbres, pero tenemos que hacerlo sí o sí, porque cada vez somos más y vamos a ser más vulnerables. Y algo para tener en cuenta: el río no se mete a las casas, nosotros nos le metemos al río”, manifestó el docente del Tecnológico de Antioquia.

Elaboró: Comunicaciones Tecnológico de Antioquia

Revisó: Gerardo Pérez P.

Para más información contactar a: Francisco Javier Castro Álvarez, 560 00 60, Cel. 301 523 15 32, fcastro@tdea.edu.co

Corantioquia convoca a 41 alcaldías para que activen sus Consejos Municipales de Gestión del Riesgo

Ante las alertas emitidas por el Ideam y el DapardCorantioquia invita a las alcaldías de municipios con alerta amarilla y naranja por deslizamiento, a que evalúen en sus consejos municipales de gestión del riesgo la situación y planeen las actividades necesarias para prevenir afectaciones a la vida humana y a la salud ambiental.

El 3 de abril los boletines de alerta del Ideam y el Dapard informaron la situación de amenaza para los siguientes municipios:

  • Municipios con alerta amarilla por deslizamiento: Amagá, Andes, Angelópolis, Anorí, Armenia, Cáceres, Caldas, Campamento, Caracolí, Caramanta, Ciudad Bolívar, Concordia, Ebéjico, Fredonia, Heliconia, La Pintada, Maceo, Medellín, Montebello, Puerto Berrío, Puerto Nare, Remedios, Salgar, Santa Bárbara, Santa Fe de Antioquia, Segovia, Sopetrán, Tarazá, Tarso, Toledo, Vegachí, Venecia y Yalí.
  • Municipios con alerta naranja por deslizamiento: Amalfi, Briceño, Cisneros, Itagüí, Ituango, Valdivia, Yarumal y Yolombó.

El Ideam y el Dapard hacen un llamado de atención especial a los municipios de Puerto Berrío y Puerto Nare, los cuales presentan alerta roja por creciente súbita en el río Magdalena.

Se sugiere una especial atención a los municipios de Jardín, Andes, Salgar, Hispania, Tarso, Pueblorrico, Ciudad Bolívar y Betania, localizados en la cuenca del río San Juan, dado que dicha cuenca tiene patrones morfológicos y climáticos que incrementan la probabilidad de ocurrencia de avenidas torrenciales y movimientos en masa durante las temporadas lluviosas como la que actualmente afronta la región, explicó Corantioquia.

Ante estas alertas, Corantioquia le recomendó, vía comunicación oficial, a las administraciones locales activar sus consejos municipales de gestión del riesgo de desastres y así estén atentos al comportamiento de los niveles de los ríos que vierten a la cuenca del río Magdalena y al río Cauca.

Deben tener especial atención los municipios con jurisdicción en los siguientes ríos y quebradas: La Liboriana, San Juan, Arma, Taraza, Porce, El Bagre, Medellín, Nechí y sus principales afluentes, los cuales presentan alerta naranja por creciente súbita.

Se mantienen las inundaciones en Caucasia

Nuevamente el municipio de Caucasia en el Bajo Cauca, empieza a inundarse en algunos sectores por la creciente del río Cauca.

Según pudo establecer la Defensa Civil de Antioquia, se ha comenzado a inundar barrios como La Esperanza y La Victoria, donde por ahora unas 20 familias han resultado afectadas.

También se pudo establecer que el río Cauca se encuentra en un 4.7 por encima de los normal por lo que aunque, hasta este momento no se ha desbordado, los caños si se han saturado y se han inundado estos barrios.

Este lunes habrá presencia en esas zonas para verificar las familias afectadas y cuántas requieren ayuda humanitaria por parte de la administración municipal.

Fuente: http://bit.ly/2otDcNW

Alerta roja en riberas de ríos y quebradas de Antioquia por temporada de lluvias

Ante los  pronósticos de persistencia de lluvias y por la alta probabilidad de afectaciones, se declaró la alerta roja en las riberas de ríos y quebradas de Antioquia.

Hay un especial monitoreo en los municipios de La Unión,  El Retiro y la Ceja en el oriente del departamento, donde se han presentado inundaciones en los últimos días.

"Tenemos una alerta roja y estamos solicitando a toda la comunidad antioqueña que estemos completamente pendientes de los incrementos de ríos, hay algunos municipios o quebradas donde se nos están presentando aumentos y crecientes súbitas de las quebradas, incluso pequeños que a veces no alcanzan a llegar a los talones y que se nos están presentando estos incrementos de forma súbita", advirtió Margarita Moncada Zapata, directora (e) del Dapard.

La alerta naranja se declaró por posibles crecientes súbitas en ríos y quebradas afluentes del río Cauca, y en los municipios de Tarazá, El Bagre, Nechí y Caucasia.

"Que por favor estén pendientes a cualquier incremento en los niveles, a los cambios de color y si está bajando material como palos o cualquier otra situación anormal, y también a los que están de paseo en los ríos si empieza a llover inmediatamente se retiren, los ríos nos avisan lo que está pasando", agregó Moncada Zapata.

Entre tanto, hay alerta amarilla por oleaje y viento en el área marítima del golfo de Urabá.

Este martes fueron entregadas 42 toneladas de ayudas en los municipios de Nechí y Murindó.

Fuente: http://bit.ly/2nDkwdH

200 familias afectadas por inundaciones en Nechí

Los fuertes aguaceros que desbordaron el río Nechí, en el Bajo Cauca antioqueño, han dejado por lo menos 200 familias afectadas, según informó de Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de Antioquia (Dapard).

Más de 700 personas del municipio de Nechí han visto cómo sus casas, cultivos, enseres y colegios quedan sumergidos bajo las aguas turbias del río, que subió su nivel desde este miércoles.

De acuerdo con el Dapard, los sitios inundados son las veredas Trinidad, San Pedro Alto, San Pedro Bajo y El Tigre, así como el corregimiento de San Pablo. Las autoridades, sin embargo, no han podido acceder a dos de las comunidades afectadas.

“El día de ayer (miércoles) hubo una creciente del río que dejó algunas afectaciones. Hay daños en viviendas, en los cultivos, hay enseres afectados, tenemos instituciones educativas afectadas y nos reportan una con pérdida total. Tenemos muchos animales muertos y seguimos haciendo el registro total”, precisó Margarita Moncada, directora operativa del Dapard.

Moncada aseguró que la comisión del Dapard está haciendo evaluación de los daños junto con funcionarios de la Alcaldía de Nechí y del Cuerpo de Bomberos. Además, ya fueron enviadas las ayudas humanitarias que serán repartidas entre la comunidad.

Fuente: http://bit.ly/2mbmeD1

Invierno deja más de 600 familias damnificadas

Mientras que en Murindó, los organismos de socorro lograron entrar a las comunidades indígenas que quedaron aisladas por las crecientes de los ríos Murindó y Chaveradó, ayer se presentaron dos nuevas emergencias en zonas rurales de El Bagre y Nechí, en el Bajo Cauca antioqueño.

El secretario de Gobierno del municipio de Nechí, Neider Hoyos, afirmó que en las veredas La Trinidad y San Pedro se desbordaron varias quebradas que afectaron a unas 200 familias.

Advirtió que en estos caseríos cayó un aguacero que hace más de 50 años no se presentaba en ese sector del Bajo Cauca.

Indicó que en la vereda La Trinidad a numerosas casas solo se les veía el techo.

Agregó que las familias perdieron, además de todos los enseres de hogar, los cultivos y numerosas cabezas de ganado.

Anotó que en la vereda San Pedro, en el límite entre Nechí y El Bagre, estaban confirmando una información según la cual hay una familia desaparecida.

El capitán René Bolívar, coordinador de la Unidad de Manejo de Desastres del Departamento Administrativo para la Prevención y Atención de Desastres (Dapard) de Antioquia, informó que hacia estas veredas partió una comisión de la entidad compuesta por un geólogo y funcionarios de la Comisión Social.

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) afirmó que el desbordamiento de la quebrada San Pedro dejó damnificadas 20 familias de la comunidad embera ayavida que está ubicada en la ribera de la quebrada que es jurisdicción de el municipio de El Bagre.

El gobernador local de esta comunidad, Ovidio Domicó dijo que a las 2:30 a.m. del miércoles fueron sorprendidos por las creciente súbita de la quebrada que se les llevó todos los enseres de hogar, los cultivos, los animales domésticos y toda la dotación del restaurante escolar.

Fuente: http://bit.ly/2m5z31R

BajoCauca.com ©